Renueva un puf gastado en solo 3 pasos

Sabes que a quienes nos gusta reciclar, reutilizar, recuperar y todo lo que implique reincorporar a una nueva vida cualquier cosa, no nos cabe en la cabeza lo de tirar. Y para muestra este puf descolorido y con poca vida que de la manera más sencilla, barata y en sólo 3 pasos vuelve a la vida.

Seguir leyendo

Anuncios

Cómo hacer un pino de Navidad original y sencillo

La gran fiesta de la decoración en el hogar es la Navidad, no hay otro momento del año en que los detalles sean tan protagonistas como en estos días. Y aunque es exagerado empezar a pensar en ello allá por la vuelta de las vacaciones, sí que merecen que le dediquemos un tiempo para poner al día las bonitas antiguas vajillas, los manteles y de paso elaborar  algún detalle casero para sorprender a la familia. Seguir leyendo

Cómo conseguir un paso de puerta original y decorativo en muy poco tiempo

Hoy te traigo un tutorial práctico y sencillo de ejecutar.

embellecedor-paso-salon-4

Seguro que en casa tienes alguna puerta que siempre está abierta, no se usa nunca y no deja de ser un estorbo. Y si es así, ¿porqué no quitarla y aprovechar el marco para añadir algo de decoración? Esto se me ocurrió para dar solución a este caso que se me planteó en casa de una clienta. Lo hice ya hace tiempo y publiqué fotos, pero ahora te lo cuento con más detalle para que lo puedas hacer tú misma.

Vas a necesitar herramientas que suelen estar por casa y otras dos un poco más específicas que no son difíciles de conseguir:

  1. Cajón para cortar piezas en inglete: se trata de un artilugio sencillo y no muy costoso que se puede comprar en ferreterías.
  2. Masilla: es importante que sea pintable y de secado rápido.

Y las herramientas de siempre: destornillador, espátula, lija, sierra manual, cola, puntas de cabeza pequeña, pintura, brocha y guantes.

¡Ah!, y un listón de madera con cenefa que nos hará de embellecedor o detalle decorativo con no más de 1.5 cm de grosor. Este lo compré también en Leroy Merlin, donde tienen bastante variedad.

embellecedor_paso_salon-9

El proceso consiste en solo 7 pequeños pasos a seguir:

  1. Quitar las bisagras que sujetaban la puerta desatornillándolas.
  2. Tapar los agujeros donde iban esas bisagras con la masilla. Es importante dejar secar el tiempo recomendado por el fabricante.
  3. Lijar todo el marco incluida la zona que hemos sellado con masilla.
  4. Cortar las piezas que cubrirán la parte del marco donde estaban las bisagras.
  5. Pegar esas piezas con un poco de cola y, una vez puestas todas, fijar con puntas de cabeza pequeña para darle seguridad.
  6. Elegir una pintura que combine con la estancia y pintar todo el marco. Recuerda que al menos debes aplicar un par de capas de pintura y entre mano y mano una capa de lija.
  7. Aplicar un barniz o cera transparente para proteger el trabajo y que tenga mayor durabilidad.

    Una vez quitadas las bisagras, en esa hendidura del bastidor, es donde colocamos el embellecedor.

 

Y eso es todo, con solo estos pasos puedes conseguir un paso de puerta original y decorativo en muy poco tiempo.

Anímate y me cuentas como te ha quedado y, ya sabes, si tienes alguna duda ponte en contacto conmigo que estaré encantada de ayudarte.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cómo tapizar un asiento con estructura metálica

Los trabajos de tapicería no son mi pasión, pero confieso que cuando me meto en faena y después de ver el resultado final me digo a mí misma eso de “no era para tanto”.

Este viejísimo asiento había que rescatarlo sí o sí porque forma parte de ese Gran Rescate en el que llevamos bastantes meses trabajando y del que pronto os enseñaré más.

tapizado de asiento con estructura metálica-1

Así estaba. Bueno, no tanto, lo que ocurre es que por falta de espacio “disfrutó” del jardín durante unos meses bastante lluviosos y eso terminó por darle este aspecto.

En primer lugar, después de quitarle el tapizado original y todos los rellenos, le di un lijado ayudándome de un accesorio para el taladro, un cepillo de alambre apropiado para metal.

Una vez lijado, como la parte de los muelles era inaccesible para poder quitarle el óxido, le apliqué a pistola un transformador de óxido que lo que hace es frenar y evitar que se siga corroyendo el metal.

DSC09419

Una vez seco el producto, lo pinté con pintura blanca satinada incidiendo más en las patas que son las zonas que quedarán al descubierto. El resto no tiene un acabado blanco, pero no me importó porque está suficientemente protegido. ¡Confieso que se me terminó la pintura y estaba impaciente por empezar con el tapizado!

Ahora comenzaba lo desconocido para mí, porque aunque he hecho algunos trabajos de tapicería ninguno sobre metal y, teniendo en cuenta que la herramienta clave para un tapicero es la grapadora, se me planteaba un gran problema.  Al tener estructura metálica y no disponer de superficies para poder grapar, se me ocurrió que añadiendo unos finísimos listones entre tubo y tubo de la estructura sería suficiente para dar solución a esto.

Lo más complicado quizá fue fijar listones planos sobre una superficie de tubo, pero al final lo conseguí. Primero lo marqué, después con el taladro abrí un poco para que el tornillo no tuviera que hacer tanta fuerza y finalmente ayudándome de un atornillador eléctrico conseguí fijarlos. Esta parte ha sido algo dificultosa pero, ¡qué satisfacción cuando das con la solución!

tapizado de asiento con estructura metálica-3

Una vez hecho esto, dibujé en unos cartones lo que más tarde serían las plantillas para las esponjas del relleno, que también me servirían para cortar las piezas en la tela.

En los grandes almacenes textiles, donde confeccionan cortinas, colchas y ese tipo de ropa de hogar, puedes encontrar este tipo de materiales y en algunos casos te lo cortan a medida si les llevas las plantillas,  con lo que te aseguras un mejor resultado.

Como te digo, las mismas plantillas me sirvieron para dibujar la forma en la tela. En este caso he utilizado una tela de Ikea, que por su colorido es perfecta para dar el toque sesentero que buscaba.

Empecé por el asiento, porque la parte frontal blanca de polipiel me ponía un poco nerviosa y no sabía bien como ejecutarla, así que me limité a cortar una pieza de unos 40 cms. que yo estimé suficiente para el frontal y a unirla a la pieza estampada que había cortado con la forma del asiento. Cuando la probé me sorprendí yo misma, ¡walá! está recta, encaja perfectamente, es el efecto que quería conseguir…Lo siguiente era tensar la tela hacia abajo y graparla a la parte inferior, donde al igual que en el respaldo he añadido unos listones de madera para poder fijarla.

tapizado de asiento con estructura metálica-2

Para el respaldo, una vez puesta la esponja y el mirajuano (que es esa espumilla blanca que cubre la esponja y que ayuda a dar uniformidad) cubrí con la tela tensando hasta llevarla a la parte de atrás donde iría grapada. Es muy importante asegurarte de que la tela va recta y sin arrugas.

Una vez tensada y grapada a todo alrededor, ayudándome de la plantilla de la esponja, corté una pieza en polipiel blanca para cubrir la parte trasera, que también iría grapada. Hay que intentar que todas las grapas estén alineadas y sin poner unas encima de otras para que no se hagan dobleces.

Poco nos queda ya, sólo añadir una pasamanería, que la puedes comprar en cualquier mercería, que será la que cubra todas las grapas haciendo de unión entre ambas partes y rematando.

tapizado de asiento con estructura metálica-10

Si te ha gustado lo puedes compartir, le puedes dar a me gusta o me puedes hacer algún comentario y así conoceré tu opinión.

Cómo transferir una imagen a madera en 5 pasos

La transferencia de imágenes es un recurso muy sencillo y vistoso que puedes utilizar para añadir un toque personal a tus trabajos. En este tutorial te explico paso a paso cómo hacerlo.

Cuando empezaba a trabajar con esta técnica vi algunos vídeos en Internet y todos decían lo fácil que era. Tengo que decir que no estoy de acuerdo. No es que sea especialmente compleja, pero si no tienes en cuenta varias cosas puede ser un desastre de trabajo. Equivocarse no es malo, pero sí pensar que no es lo tuyo y no volver a intentarlo, así que vamos a ir poco a poco para que sea un éxito desde el principio.

Los utensilios son básicos, seguro que los tienes en casa, por lo que no me voy a detener en ellos. El único producto a adquirir es el que usaremos específicamente para transferir la imagen, del que te hablo un poco más abajo.

1

Elegir una imagen

Lo primero para elegir una imagen es tener claro cuál va a ser su destino final. Puedes usar lo que quieras, una foto, un dibujo o una ilustración que hagas tú misma o que descargues de Internet. Si haces esto último, recuerda que las imágenes pueden estar protegidas por derechos de autor y no siempre puedes usar lo primero que te encuentres. Para evitar problemas te recomiendo unas cuantas páginas de donde te puedes descargar imágenes y fotografías gratuitas:

2

Imprimirla

Una vez descargada la imagen en tu ordenador la debes imprimir. ¡Ojo con esto!, porque la técnica de la que te hablo en esta ocasión es para imágenes impresas con impresora láser, es decir, de las que usan tóner (o sea, tinta seca en polvo).

Insisto en esto porque yo en una ocasión tenía que tratar una imagen muy grande y al llevarla a imprimir lo hicieron con un plóter. La tinta usada por este aparato es líquida, lo que provocó que al arrastrar el producto sobrante (paso que os cuento más adelante) se desplazara toda la imagen y,  ¡no te imaginas qué desastre!

Por tanto, mi recomendación en el caso de que tengas que tratar con una imagen muy grande es dividirla en varias partes, como mucho del tamaño de un A3 (210×294) y así poder imprimirla en la tienda de tu barrio más cercana sin complicarte más. Una vez impresa, sólo la tienes que componer la imagen uniendo las partes por detrás con papel  de carrocero o simple papel celo y ya la tendrás lista para el siguiente paso.

transferencia-imagenes-4

3

Transferir la imagen

Primero con una brocha aplicaremos el producto de manera generosa, pero sin pasarnos, sobre la superficie a la que vamos a transferir la imagen (madera, en este caso). Posteriormente, también daremos una capa del producto sobre el papel, en la cara en la que está la imagen impresa.

Yo he trabajado con estos dos productos y, aunque los dos funcionan bien, mi recomendación es que uses el Látex concentrado , pues ayuda mejor a la adherencia.

transferencia-imagenes-12

Éste es el paso más importante y con el que más cuidado debes tener.  Es fácil si haces una mini transferencia, pero en el momento que pretendas hacer un trabajo de mayor tamaño esta parte se complica porque lo debes trabajar rápido.

Lo más importante es que no queden burbujas, ni tampoco excesos de producto porque lo primero hará que la imagen no se transfiera y lo segundo hará que queden manchas blancas. No obstante, el efecto de este acabado siempre es algo perdido y desgastado con lo que ciertas imperfecciones le dan más carácter al trabajo.

Una vez hecho esto, con mucho cuidado para no romper el papel y ayudándonos de algo rígido como una regla, una simple tarjeta de pago o, como yo he utilizado en este caso, la pasta de un bloc, eliminaremos el producto sobrante arrastrando desde el centro hasta los extremos.

4

Eliminar la capa de papel

Ahora debemos esperar a que se seque el producto. Con un par de horas es suficiente, pero si tienes prisa puedes utilizar el secador de pelo. Una vez seco, con la ayuda de una brocha y agua humedeceremos el papel e iremos eliminando las capas hasta llegar a la madera. Yo suelo ayudarme de la brocha para empapar, pero retiro el papel con las yemas de los dedos para controlar la presión que ejerzo y no estropear la imagen. También te puedes ayudar de una esponja suave.

Ésta es la mejor parte cuando empiezas a ver el resultado.

transferencia-imagenes-11

5

Proteger

Por último, una vez retirado todo el papel y seca la superficie, aplicaremos un barniz de protección o una cera incolora para darle firmeza y ayudar a la conservación del trabajo.

Y listo, ¡ya tienes tu imagen transferida a la madera!.

transferencia-imagenes-7

Si tienes curiosidad por ver el resultado final de este trabajo lo puedes ver en mi tienda en la pieza Selva.

Aquí tienes dos pruebas: la primera, la de los globos, es un simple papel de regalo con la superficie algo rugosa (si es satinado o encerado no te funcionará). La segunda, París, es una imagen impresa con la impresora láser de casa.

¡Espero que te animes y lo intentes!.

Si te ha gustado me lo puedes decir aquí más abajo y también lo puedes compartir para que tus amigas conozcan la técnica.

Decora tu jardín con piedras pintadas


¿Te imaginas ir caminando por la acera y encontrarte unos “personajes” así como estos que parece que incluso estén conversando? Esto me pasó hace un par de veranos y me di cuenta de que era habitual en los jardines de la zona, ¡qué buena idea!, pensé.

Éstos, concretamente, son el resultado de días en casa con temperaturas frías y muy pocas horas de luz en latitudes altas. Nosotros, afortunadamente, no tenemos esos inviernos tan largos y podemos invertir el momento de crear estos divertidos personajes aprovechando las bonitas tardes de la primavera o las tardes de verano junto a la piscina. Además, ahora que los más pequeños de la casa están a punto de coger vacaciones puede ser una excusa perfecta para tenerlos entretenidos y a la vez potenciar su creatividad.

Los materiales no pueden ser más básicos y más fáciles de encontrarCon sólo dar un paseo por el campo o por alguna ribera y coger algunas piedras habremos conseguido lo más importante. Para el color puedes utilizar algunas pinturas de las que tengas por casa sobrantes de algún trabajo anterior.

Empieza observando las piedras que hayas seleccionado, piensa a qué te recuerda su forma y con un lápiz o tiza dibuja el motivo. Una vez hecho esto, empieza a colorear combinando los colores y por último aplícale un barniz al agua para protegerlo, con acabado mate para que no pierda su carácter natural.

Y nada más, tendrás un jardín habitado y alegre hecho por vosotros mismos y de una manera muy barata e ingeniosa.

Os muestro algunas de las que fotografié y que me parecen pequeñas obras de arte. Por ejemplo, este personaje sonriente con su jersey de cenefas que no puede estar más detallado.

Piedras Pintadas-4

Os animo a que mostréis vuestros resultados y si os ha gustado esta idea podéis darle a compartir para que más gente la conozca.

Piedras Pintadas-2

Piedras Pintadas-6

Piedras Pintadas-7

Selva

Esta pieza parece que no podía ser de otra manera. Llevaba tiempo queriendo usar este azul cerúleo y estaba claro que tenía que ser para un mueble grande al que se le pudieran añadir elementos que le dieran más fuerza. Cuando me encontré con él me dije éste es, éste será el que me acercará al verano y a sentirme cerca de un océano.

Y así llegué a Selva, primero por el color, luego con esos tiradores de alabastro negro con forma de salamandra, que me encantan, y por último, y para que fuera más patente la idea beach, le he añadido una imagen transferida con motivos vegetales que recuerdan a una frondosa zona tropical.

A continuación te cuento los pasos que he seguido para recuperar el mueble.

Ésta es la pieza en cuestión, una vitrina de origen portugués en madera de eucalipto de mediados del siglo XX.

Selva-1

En primer lugar hago lo que podríamos llamar un diagnóstico, lo voy limpiando con un poco de agua jabonosa y así veo los desperfectos y qué envergadura tienen. Le quito los tiradores antiguos y, como en este caso he decidido cambiarlos, relleno los agujeros con masilla porque los nuevos no coinciden en tamaño y, por tanto, no me servirán los mismos agujeros.

A continuación reparo los desperfectos que pueda tener. En esta ocasión tenía roces de cierta profundidad en un lateral, que he tapado con masilla. También tenía parte de la chapa del sobre o tapa levantada y para reparar esto le he puesto cola con una espátula y con ayuda de unos gatos de presión para que selle bien.

Una vez seca la cola, lijo todo el mueble y lo hago con una lija de grano medio para no dañar la chapa de la madera.

Selva-3

Cuando está completamente lijado por dentro y por fuera lo limpio en profundidad con agua y vinagre.

El vinagre, además de ser un limpiador muy eficaz, es ecológico y ayuda a eliminar los restos de siliconas y ceras que pudiera tener el mueble. Esto ayudará, además, a que la pintura se adhiera mejor.

Selva-6

Con esta limpieza más detenida y profunda suelen aparecer imperfecciones que en el diagnóstico pasaron desapercibidas. A veces opto por dejarlas porque, al fin y al cabo, el mueble ya ha tenido una vida y me gusta que se vean las señales de ella. Pero si no son de tu agrado es el momento de disimularlas dándole masilla con la espátula, pasando la lija una vez seca para darle uniformidad y volviendo a pasar un paño húmedo para eliminar los restos de polvo de la lija.

He empapelado las partes que no quiero que se manchen: los vidrios de las puertas y del lateral. Para ello he utilizado papel kraft con borde de cinta de carrocero para el vidrio lateral y plástico rígido para las puertas de vidrio, permitiendo la movilidad y así poder pintar las ranuras por donde éstas circulan.

Y ahora sí ya puedo empezar a pintar. Aquí he utilizado una pintura de tres componentes. Es una pintura de especial resistencia y adherencia con lo que no he necesitado dar imprimación. También puedes usar una pintura al agua o esmalte sintético, en cuyo caso sí recomiendo dar una primera capa de imprimación.

Una vez aplicada la primera capa, espero a que esté completamente seca (en el envase te indicará el tiempo necesario), doy una mano de lija fina y vuelvo a dar otra capa de pintura. Y así doy capas y lija hasta que el resultado sea el que deseo.

En algunos casos, si al lijar notas que salen como unas virutillas de pintura es porque no has esperado lo suficiente y la pintura está todavía húmeda, la estás arrastrando. Debes tener paciencia y dejar que seque del todo.

Una vez acabada la pintura he dado una última capa de lija con lana de acero de triple cero como terminación. Además, he aplicado cera en el interior para realzar la veta y el color de la madera original.

Y por último, le he puesto los embellecedores de las cerraduras, que son lo originales al igual que la llave y he abierto con el taladro agujeros para colocar los nuevos tiradores. También, he añadido una transferencia de imagen que he preparado en un tablero aparte. Este proceso lo podrás ver en otro tutorial que estoy preparando, donde te explico como transferir casi cualquier imagen a madera.

transferencia-imagenes-7

 

Selva-11

Selva-10

Espero que te guste este nuevo trabajo y que te sea provechosa la explicación. Si necesitas una explicación más detallada sobre algo, no dudes en ponerte en contacto conmigo.